La blockchain y las DEFI son una tecnología que han llegado para quedarse. Dentro de poco veremos como la blockchain cambiará muchas formas de nuestro día a día, como las finanzas, las aplicaciones móviles, la tecnología… El verdadero potencial de la blockchain se desarrollará cuando se empiecen a utilizar los procesadores cuánticos. Será el auténtico despegar de esta nueva tecnología.

Otra cosa son las finanzas ligadas a la blockchain, las DEFI. Ahora es todo especulación y se pueden sacar muchos beneficios. Pocos inversores para un mercado en pleno desarrollo. Pero esto no va a durar mucho, cuando empiece a normalizarse su uso y muchos nuevos inversores entren al mercado. El mercado se irá estrechando en cuanto a beneficios.

DEFI, las finanzas descentralizadas en este momento son muy alcistas en el mercado, y parece que aún no hemos tocado techo.

Los bancos empiezan a darse cuenta de que esta tecnología es revolucionaria y tienen que unirse a ella, para no quedarse atrás. Estamos en un momento en el que se pueden obtener muchos beneficios, pero esto no durará mucho porque el mercado ha subido demasiado rápido y cuando se empiece a dar un uso real al Bitcoin, entrarán muchos nuevos inversores en el mercado.

Estamos en los inicios de la revolución de la tecnología blockchain y del Bitcoin. Dentro de una década reconoceremos hasta qué punto este movimiento ha cambiado el mundo y la forma en que siempre han funcionado las finanzas.