Solana y Avalanche son proyectos blockchain de código abierto que funcionan en una red descentralizada de hardware proporcionado por los mineros.

Las dos están diseñadas para resolver el problema de la escalabilidad mediante una innovadora combinación de computación fuera y dentro de la cadena.

Tanto Solana como Avalanche son plataformas de blockchain. Gestionan sus propias redes independientes que siguen la estructura original de consenso Proof-of-Work (PoW).

Características principales de Solana blockchain

solana

Solana es una cadena de bloques de alta velocidad y bajo coste con bajo impacto medioambiental. Su moneda nativa es Solana (SOL), que se utiliza para pagar las tasas de transacción y el staking para proteger la red.  

Protocolo de cadena de bloques de alta eficiencia y bajo coste: Solana es capaz de facilitar muchas más transacciones a la vez que otras cadenas de bloques y a un coste de gas mucho más bajo (~$0,00027).

Solana se ejecuta en un estado mundial, lo que significa que logra escalabilidad al tiempo que mantiene la componibilidad y no depende de la fragmentación.

Bajo impacto medioambiental: una sola transacción consume menos energía que tres búsquedas de Google.

Vibrante comunidad de desarrolladores y creadores con programas creados con Rust.

¿En qué se diferencia de Ethereum?

Solana es una cadena de bloques diseñada para la velocidad. Actualmente, con un promedio de 2500 transacciones por segundo (TPS), su objetivo final es alcanzar las 50 000 TPS. En comparación, Ethereum alcanza un máximo de 15 TPS y VISA, el procesador de tarjetas de crédito, maneja alrededor de 1700 TPS. 

La cadena de bloques de Solana es capaz de maximizar su eficiencia energética utilizando un mecanismo de consenso llamado proof-of-stake (PoS). En los sistemas proof-of-stake, los validadores participantes deben llegar a un consenso sobre los bloques que se añaden a la cadena. Esos votos se ponderan en función de la cantidad de tokens validados con ese validador en particular (en este caso, el token SOL). Otras innovaciones en la cadena de bloques de Solana incluyen la proof-of-history (PoH), que incorpora marcas de tiempo directamente en la propia cadena de bloques, lo que reduce drásticamente el tiempo necesario para validar cualquier transacción en particular.

En el caso de Ethereum, se añaden nuevas transacciones en «bloques» cada 12 segundos. Sin embargo, si hay un alto nivel de actividad en Ethereum, por ejemplo, si se lanza una colección popular de NFT, los precios del gas aumentan debido a la congestión de la red. Esto puede llevar a que los usuarios paguen cientos de dólares en tasas de transacción. En comparación, el rango de bloque de Solana oscila entre 400 y 800 milisegundos con tasas de transacción que promedian 0,00001 SOL.

Solana es una cadena de bloques independiente de Ethereum, por lo que se requiere un monedero compatible con Solana, como Phantom o Glow, para poder comprar NFT basados en Solana en OpenSea. 

Cotización de mercada de Solana

Avalanche blockchain

Avalanche
Avalanche

Avalanche es una cadena de bloques de próxima generación que busca abordar los problemas de escalabilidad, seguridad e interoperabilidad que enfrentan las cadenas de bloques existentes. Su moneda nativa es AVAX y se utiliza para pagar las tasas de transacción y el staking para proteger la red.

Características principales de Avalanche

Escalabilidad: Avalanche utiliza un consenso de prueba de participación (PoS) y un sistema de subredes que permite una alta capacidad de transacciones por segundo, actualmente hasta 4.500 TPS. También admite contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas (dApps) en varias plataformas, incluyendo Ethereum y Binance Smart Chain.

Seguridad: Avalanche utiliza un mecanismo de consenso de prueba de participación (PoS) que reduce el riesgo de ataques del 51% y cuenta con características adicionales de seguridad, como la prevención de ataques de repetición y la protección contra ataques de división de redes.

Interoperabilidad: Avalanche es compatible con múltiples cadenas de bloques y protocolos, lo que permite la transferencia de activos y datos entre ellas de manera eficiente y segura. Esto permite a los desarrolladores crear aplicaciones descentralizadas (dApps) en múltiples cadenas de bloques y aumenta la liquidez de los tokens.

Ecosistema en crecimiento: Avalanche cuenta con una comunidad activa de desarrolladores y un ecosistema vibrante con numerosas dApps y proyectos innovadores que utilizan su cadena de bloques. También cuenta con una fundación sin fines de lucro que trabaja en estrecha colaboración con la comunidad para promover el desarrollo y la adopción de Avalanche.

¿En qué se diferencia de otras cadenas de bloques?

Avalanche se diferencia de otras cadenas de bloques en su enfoque en la escalabilidad, seguridad e interoperabilidad. A diferencia de Bitcoin, que utiliza un mecanismo de consenso de prueba de trabajo (PoW) y tiene una capacidad de transacción limitada, Avalanche utiliza un mecanismo de consenso de prueba de participación (PoS) y un sistema de subredes que permite una mayor capacidad de transacción.

En comparación con Ethereum, Avalanche también ofrece una mayor capacidad de transacción, así como una mayor compatibilidad con otras cadenas de bloques y protocolos. Además, Avalanche utiliza un modelo de consenso de prueba de participación más eficiente que Ethereum, lo que reduce el consumo de energía y las emisiones de carbono.

En resumen, Avalanche es una cadena de bloques de próxima generación que aborda los problemas de escalabilidad, seguridad e interoperabilidad de las cadenas de bloques existentes y cuenta con un ecosistema vibrante y en crecimiento.

Cotización de mercada de AVAX